Facturación electrónica
(01 55) 54 45 23 00 Lun-Vie 08:00 – 19:00 y Sáb 08:00 – 14:00 Av. Año de Juárez 253, Col. Granjas San Antonio, Iztapalapa, CDMX
Las mejores marcas
al mejor precio
Un equipo profesional
a tu disposición
Proveedor
a nivel Nacional
Contactar

Durante las últimas décadas ha habido una popularización en la búsqueda de alternativas de iluminación, ya que la gente se comenzó a preocupar por las consecuencias de utilizar los focos incandescentes tradicionales, entre las que se encuentran una poca eficiencia energética, así como un tiempo de vida útil muy reducido.

Es por ello que cuando salieron a la venta por primera vez los llamados focos ahorradores, tuvieron una gran aceptación, puesto que entre sus beneficios estaban el hecho de que su consumo eléctrico es menor que el de los incandescentes, además de que tienen una mayor resistencia, por lo que no se tienen que estar cambiando tan seguido como los que trabajan con tecnologías más obsoletas.

Ahora bien, los avances tecnológicos permitieron que se crearan otro tipo de luminarias mucho más eficaces que las dos ya mencionadas; nos referimos a los tubos de luz LED, los cuales funcionan bajo el principio de los diodos emisores de luz, unos pequeños dispositivos que producen luminosidad cuando pasa una corriente eléctrica a través de ellos. En un artículo anterior abordamos las principales características de los ledes, por lo que ahora nos dedicaremos a explicar la importancia que tiene su uso para el medio ambiente y la sociedad en general.

Las necesidades de iluminación de la población mundial están en constante crecimiento, en ese sentido, el tener una infraestructura realmente eficiente es decir, un conjunto de construcciones que permitan el desarrollo de todo tipo de actividades económicas, en la que también se incluyen los sistemas de suministro eléctrico es sumamente importante para todos los países, pues esto les permite tener un crecimiento acelerado y estabilizado.

Esta situación orilló a los especialistas a buscar formas para reducir el consumo eléctrico, además de hacerlo más eficiente, una de las propuestas que mayor éxito ha tenido a nivel mundial fue la de reemplazar las luminarias tradicionales incandescentes por tubos de luz LED, ya que éstos tienen una serie de ventajas, como el ahorro energético de más de 50% en comparación de los focos ya existentes (incluyendo a los ahorradores), el mantenimiento reducido y la capacidad de sustituir algunos de sus componentes en caso de que ya no funcionen bien (cebadores, tubos o reactancias).

Pero quizá una de los mayores beneficios es el de su resistencia, no se funden por las vibraciones, no parpadean y tampoco se funden fácilmente, lo que hace que puedan durar hasta 50 mil horas, mientras que los tubos convencionales sólo perduran 8 mil horas o menos, dependiendo de la calidad de sus materiales; por otro lado, el reemplazo de los sistemas de alumbrado tradicional a los que utilizan ledes es muy sencillo.

En Distribución Y Control Foss S.A de C.V. tenemos tubos que funcionan a partir de ledes de la más alta calidad, son muy duraderos y cuentan con garantía en caso de que tengan algún defecto de fábrica. Ahora, la eficacia de este tipo de productos depende del lugar donde se instalen, por ejemplo, son ideales para los sitios en los que el número de horas de encendido es amplio y continuo, por ejemplo: estacionamientos, oficinas, negocios, hoteles, hospitales, universidades, centros comerciales y plazas públicas, entre otros.

Por lo regular, cuando una persona llega a algún sitio y observa la iluminación, se podrá percatar de que no hay una gran diferencia entre el tipo de lámpara o tubo de LED que se esté utilizando, sin embargo, en el mercado hay una gran variedad de éstos, los cuales varían en modelos y, por su puesto en sus precios; pero lo más recomendable es buscar que sean de la mejor calidad en el aislamiento de alto y bajo voltaje, sus componentes, durabilidad y la protección de la fuente de alimentación.

Asimismo, antes de adquirir los tubos de luz LED, es necesario tomar en cuenta la relación entre la calidad del producto y su precio, aparte de verificar si tienen incluida una garantía y certificaciones, con el fin de hacer una elección correcta. Finalmente, tenemos algunas recomendaciones para el uso de las luminarias de ledes.

A la hora de realizar la instalación de los ledes, es importante primero colocar éstos, posteriormente conectar el drive y por último hacer la conexión a la corriente eléctrica. Por ningún motivo se deben de conectar a la luz primero, pues el LED se podría quemar. Por otra parte, se debe de cuidar que los ledes tengan una cubierta antiestática, al mismo tiempo de que no se pueden apoyar en superficies que tengan estática, una conexión incorrecta puede causar daños irreparables al LED y a la fuente, si éste no tiene el disipador indicado de calor puede dañarse.

Los ledes no se deben de desconectar cuando están encendidos, tampoco es recomendable guardarlos en bolsas de nylon o de papel, se deben de mantener en lugares secos; para su limpieza lo mejor es no usar ningún tipo de líquido y, finalmente, el driver no se debe de llevar al límite de su potencia.

Se sabe que la inversión en los tubos de luz LED puede ser elevada en un principio, pero vale la pena analizarlo detenidamente, puesto que todas las ventajas de éstos, suponen un ahorro considerable en gastos por concepto del recibo de luz, así como un bajo mantenimiento y, por supuesto, no se tienen que estar reemplazando periódicamente. En Foss tenemos sistemas de iluminación de la más alta calidad, con garantías y certificaciones, aunado al hecho de que tenemos la facilidad de entrega a cualquier parte de la república mexicana. Si requieres de más información, entonces contáctate con nosotros y te atenderemos con gusto.